domingo, 27 de octubre de 2013

Al borde de algún quisiera

Algún ser en este momento,
debe estar sintiendo exactamente lo mismo que yo,
a miles de kilómetros de distancia
haciéndome compañía espiritual.

Al borde de la locura,
ya nada se puede hacer.
Porque en las noches
cuando pierdo la cordura,
te da por desaparecer.

Quisiera retroceder sin mirar atrás
sin importar el golpe que me pueda dar
pero así aprenderé a corregir,
para poder avanzar de verdad.

Quisiera entenderme,
liberar la ansiedad,
sacando las dudas
del bien y del mal.

Al borde de la demencia,
donde tengo encuentros conmigo misma,
descubro cosas nuevas,
y descifro el rompecabezas de mi vida.

Algún día encontraré la respuesta,
mientras tanto...
Hoy busco placer en el mundo
mañana, no lo sé.