lunes, 23 de diciembre de 2013

Podrías ser tú

Entonces él me preguntó: ¿que buscas en un hombre? Y lo primero que hice fue analizar a mis ex's, a ver si encontraba alguna similitud para poder hallar la respuesta a esa pregunta, pero no la había, así que contesté: la verdad es que no tengo algo específico. El insistió y dijo: Todos buscamos algo.



Desde ese momento me empecé a cuestionar que es lo que realmente busco en un hombre. El tema ya había pasado por mi mente, pero siempre quise ignorarlo pues he visto casos de varias amigas que por la espera de su hombre 'perfecto' llegaran a los 50 y nada, no se dan cuenta de las buenas personas que han mandado a la friend zone (zona de la amistad). Y está bien, no critico pues quien sabe que termine en el mismo camino... Pero volviendo al tema que he ignorado tanto tiempo, ¿cómo debería ser el hombre que en mi subconsciente busco? Dejando a un lado las pruebas fallidas en la búsqueda de este ser, he llegado a la conclusión que hay 3 y 1/2 de características muy importantes que siempre he considerado:

1.- Sería más que bueno para mí que sea artista (en cualquiera de las manifestaciones) me gustaría mucho crear junto a esa persona, combinar ideas y lograr obtener buenos resultados en esos experimentos. Así también lograría que me entienda en varios aspectos y lo mejor de todo es que podríamos aprender mucho el uno del otro.

2.- Que le guste la buena comunicación, para mí no hay nada mejor que eso. Yo soy muy sincera, digo las cosas como realmente son y al momento de conversar puedo llegar a ser muy específica (como si te contara un cuento) así que esa persona debe saber escuchar y saber contarme las cosas sin miedo, y digo sin miedo porque hay personas que por evitar ciertas situaciones optan por omitir información, detesto eso, me considero una mujer comprensible, de mente abierta dispuesta a escuchar y ser empática con la persona que me es sincera (pero eso muchas veces les choca a las personas).

3.- Tampoco puede ser celoso o creer que soy de su propiedad, lastimosamente debo informar que ando en un medio donde muchas veces estoy rodeada de hombres (sin descartar que tengo más amigos que amigas). Pero esa persona no debería preocuparse por eso, pues como dije antes, soy muy comunicativa, lo más probable es que ya le haya conversado de todas mis amistades y que hasta sienta deseo de conocerlos (Aplicando o No la de unirse con el enemigo).

3 (1/2).- Tocando un tema más externo, esa persona No debe fumar tabaco, simplemente soy terriblemente alérgica a algún químico de los cigarrillos que me pueden causar una espantosa infección en la garganta (así de terrible como suena, puedo terminar dos semanas en reposo absoluto).


Al parecer la lista es corta, pero es complicada. Tanto así, que he llegado a creer que esa persona podría ser hombre, como también mujer (igualdad de géneros, nunca se sabe)... No sé si esa persona me esté buscando, lo más probable es que no al igual que yo. Prefiero estar enfocada en mi camino, dedicada en lo mío, con ganas de crear y aportar a la sociedad de alguna u otra forma. Mientras camino por el sendero de mi vida, el destino nos podría cruzar, ojala sepa reconocer a esa persona... que podrías ser tú.

domingo, 15 de diciembre de 2013

El camino correcto al éxito


Llevaba una vida algo diferente a la que había tenido hace un par de años atrás, empezaba a tener otro enfoque en mi vida, uno más "maduro" como dice la gente, los años pasaban y sabía que tenía que ponerme "seria", cambie los lugares donde frecuentaba, los amigos, entre otras cosas más. Mi nueva vida iba bastante bien, mis padres se veían más felices y lo más importante yo sentía que mi cambió era para bien. 


Alguien que ayudo mucho en el transcurso de mi cambio fue Renzo, un hombre muy exitoso con el mismo enfoque de vida. Aprendíamos uno del otro, nos encantaba ir a reuniones a conocer gente importante con grandes ideas y logros, era lo cotidiano de los fines de semana. Un domingo que llegábamos a la capital, nos recibieron unos viejos amigos de Renzo que nos invitaron a su casa a cenar.


Aquella casa era enorme y campestre, Renzo no dudó en ofrecerme dar una vuelta por la casa, fuimos al establo a ver los caballos, en el fondo había un potro marrón que me trajo recuerdos de la infancia, en eso escucho la voz de un niño que gritaba: ¡Ese es mi favorito! Es ahí donde conocí a Emilio, un niño de 7 años recién cumplidos, no paró de contarme todas las historias que había vivido en aquella casa, después de haber conversado casi toda la tarde con el sentada en los columpios, decidimos entrar a casa por los mosquitos.


En la sala mientras Renzo conversaba con la madre de Emilio sobre sus amigos en común, yo seguía escuchando a Emilio que tenía tanto que contar pero era notorio que no tenía con quien conversarlo, sus cuatro hermanos mayores ya no vivían con ellos y a pesar de tener a sus padres para él solo, ellos lucían algo agotados del labor de ser padres. Renzo intenta establecer una conversación con Emilio preguntándole en voz alta que quería ser de grande. Emilio se le acercó y con los ojos brillantes de felicidad le contestó: Yo quiero ser Rockero cuando sea grande. Los padres de Emilio hicieron gestos de no agradarles la idea, Renzo se quedó sorprendido, y en cuanto a mí, me saco una gran sonrisa de ternura. Mientras la madre empezaba a comentar que ya se le pasaría esa idea de la cabeza, que definitivamente no permitiría que ninguno de sus hijos terminara en eso, bla bla bla, era obvio que Emilio era un niño y con el paso del tiempo puede cambiar de opinión pero estaba totalmente segura de que en ese momento eso era lo que realmente deseaba más que nada en el mundo, me hizo tener en cuenta que es la felicidad lo que te hace exitoso y  no el dinero, ni la forma de vestir, ni frecuentar gente de la alta sociedad, nada de eso realmente es el éxito, fue en ese momento que empecé a reflexionar sobre mi vida.


Renzo manejaba hacia el hotel, yo iba observando las gotas de lluvia deslizarse por la ventana, entendiendo como me había dejado influenciar por la sociedad, en lo que me había convertido con los años, al mirarme en el retrovisor pude ver a alguien que realmente no era, confundida por tratar de alcanzar el éxito y ser feliz.



Al bajarme del carro, le di mis maletas al botones del hotel y cogí un taxi que me dirigiría a mi verdadero destino, estaba muy agradecida de haber conocido a Emilio, porque son los niños los que ven el mundo real, y somos los mayores los que solemos destruirlo. Llegué a uno de los bares más frecuentados por los metaleros de la ciudad, y fue en ese momento en el que entre al concierto, me solté el cabello y empecé hacer headbanging, en ese mismo instante volví a ser exitosa.



lunes, 25 de noviembre de 2013

Carta a mis padres

Queridos papá y mamá

Tengo tanto que escribir y poco que decir. Empezaré agradeciéndoles los sacrificios que han hecho por mí; traerme al mundo sin haber sido planeada seguramente no fue cosa fácil, tantos obstáculos que ocurrieron en aquella época pero de alguna manera los han sabido manejar con el paso del tiempo. En fin, no escribo con la finalidad de hablar de ustedes, porque cada uno sabe lo vivido y lo que ha hecho por mí, eso hace que esté muy agradecida. Por ende siento una gran deuda que debería pagarles (en muchos aspectos), pero cada día siento que esa deuda crece y es hora de pararla. 

Perdónenme por no ser una hija normal, estoy llena de defectos y virtudes como todo ser humano, una hija sin sueños de ser madre de familia, doctora, abogada o bióloga (me hubiera gustado poder hacerte feliz papá)... pero nací artista, y es algo por lo cual debo disculparme. Sé que no es lo que todo padre quisiera para su hija, que muchas veces piensan que es un mundo peligroso, donde no siempre se gana dinero. Hay muchos artistas que ni siquiera viven de eso, solo es su vocación y necesitan otro trabajo para subsistir y son artistas en ratos libres, existe el otro lado de la moneda, artistas que viven de eso pero son trabajadores a tiempo completo del espectáculo y no se acercan al glamour de las estrellas, la fama y menos la fortuna pero son felices porque hacen lo que les gusta. En este mundo mucha gente te critica porque no conoce o no entiende lo que haces. Otro de los sacrificios es el tiempo, no se ve casi a la familia. Salir adelante con mis sueños es muy caro (y no solo monetariamente) pero es lo que amo hacer, así que es hora de empezar a sacrificar ciertas cosas. Ya estando en medio del camino de mi carrera universitaria me doy cuenta que he sido muy egoísta, y no puedo hacerles más daño a ustedes y a mí. Cada uno ha seguido su camino, y es hora de seguir el mío sin molestarlos, ¿Cómo? Creo que ya es hora de ahorrar su dinero y que empiecen a usarlo para cosas suyas. No me veo sentada en un escritorio siendo parte de un gran sistema, no tengo los recursos necesarios ni quiero usar los suyos para armar mi propio sistema . Por ende creo que es hora de dejar la Universidad, y empezar a trabajar. Para reunir dinero y salir de este país, en busca de mí verdadero destino ya que no encajo aquí. Lo que menos quiero es preocuparlos, tengo sus genes y pueden saber con certeza que puedo hacer grandes cosas, que es lo que he ido construyendo todo este tiempo. Es hora de aplicar la supervivencia y seguir adelante, tengo tantas ideas en mi cabeza que no me dejan dormir desde niña, necesito tiempo para clasificarlas y poder dedicarme a crear, soy muy exigente conmigo misma y aun no sé si eso sea un defecto o una virtud. Espero que logren entenderlo y que no me quieran asesinar, pues me he quedado en la materia de “Publicidad”, y es una de las principales razones por la cual he decidido cambiar de camino.


Sé que no soy una persona afectiva pero la verdad es que los amo mucho.
Atentamente: Su hija con trastorno bipolar.



viernes, 8 de noviembre de 2013

Me llaman loca ¿Y qué?

Me llaman loca
por ser diferente,
por no ser como quieren,
por pensar retorcidamente.

Me llaman loca
por querer un mundo mejor,
por luchar por mis sueños,
por buscar felicidad.

Me llaman loca
por mis gustos a lo paranormal,
por vestir de negro,
por decir lo que quiero.

Me llaman loca
por querer ser mujer libre,
por soñar despierta,
por defender mis derechos.

Me llaman loca
por pensar en mí,
por mis ganas de crear,
por desear igualdad.

Me llaman loca...

Y me llamarán loca
por escribir este texto
pero no importa
porque siempre desobedezco.

Afín y acabo
podría estar loca
O estar más cuerda

... ¿Y qué?




domingo, 27 de octubre de 2013

Al borde de algún quisiera

Algún ser en este momento,
debe estar sintiendo exactamente lo mismo que yo,
a miles de kilómetros de distancia
haciéndome compañía espiritual.

Al borde de la locura,
ya nada se puede hacer.
Porque en las noches
cuando pierdo la cordura,
te da por desaparecer.

Quisiera retroceder sin mirar atrás
sin importar el golpe que me pueda dar
pero así aprenderé a corregir,
para poder avanzar de verdad.

Quisiera entenderme,
liberar la ansiedad,
sacando las dudas
del bien y del mal.

Al borde de la demencia,
donde tengo encuentros conmigo misma,
descubro cosas nuevas,
y descifro el rompecabezas de mi vida.

Algún día encontraré la respuesta,
mientras tanto...
Hoy busco placer en el mundo
mañana, no lo sé.





sábado, 12 de octubre de 2013

La esencia de la princesa

Princesa soy,
princesa era
la esencia está en mi
y no de afuera.

En el bosque oscuro me había quedado
junto a ogros que me acompañaban;
con el tiempo conocí un nuevo mundo,
Uno oculto que sin darme cuenta me encantaba.

En la oscuridad aprendí a ser arriesgada
A ser valiente y muchas veces lanzada,
varias espinas tenía clavadas
pero a mi nada me aterraba.

Un día cualquiera como hoy

llegó un príncipe en su caballo blanco
me llevó lejos diciendo salvarme,
me llevó lejos diciendo rescatarme.

Llegué a su castillo,

un lugar grande
pero de vació corazón,
le faltaba vida, le faltaba yo.

Cada mañana caminaba por los pasillos

buscando un objetivo,
encontrando en cada esquina un suspiro
marcando huellas de olvido.

La hora de la cena,

tan callada, tan tensa,
los modales, el glamour,
la princesa era "princesa".

Maquillaje, telas finas,

buen perfume, buenas posturas
era hora de sonreír
mientras lo que realmente quería era huír.


Así había crecido,

pero de eso había huido;
oveja negra del rebaño,
buscando hogar en el lugar equivocado.

Esta madrugada miré por la gran ventana

y aunque no llovía sentía las gotas de agua fría
era el momento de huir,
era el momento de ser feliz.

Mientras hacía las maletas, 

a mi alrededor el tiempo retrocedía
lave mi cara
y pude verme a mí misma.

Al salir por la puerta me encontró,

ahí el príncipe preguntó: 
¿Dónde vas princesa,
tan sola y tan bella?

Lo miré fijamente y respondí:

No soy de aquí, ni de allá;
Debo buscar mi esencia que se quedó en la mitad.
Iré a ser feliz, no me esperes despierto, no esperes siquiera,
yo llegaré o tal vez no, solo vive y si nos cruzamos bien, y si no...

Princesa soy,

princesa era
la esencia está en mi
y no de afuera.















domingo, 18 de agosto de 2013

La paradoja de la loma

Les quiero contar una historia que cambio mi vida en una sola noche, una historia que le pudo haber pasado a cualquiera, pero lamentablemente me pasó a mí. Estaría de más decirles mi nombre, prefiero mantenerme en anonimato y contarles esta historia para que tengan precaución.  

Todo empieza un sábado por la noche donde conversábamos cuatro jóvenes (dos amigos del chico con el que salía, él y yo), estábamos ubicados afuera de una tienda, para ser más exactos estábamos sentados en la vereda bebiendo un par de cervezas planeando que haríamos más tarde. Nada se nos ocurría, hasta que uno de ellos recibió una llamada para dirigirnos a una fiesta organizada por jóvenes de un instituto, nos pareció buena idea ir ya que la noche estaba bastante aburrida. Caminamos más de 10 cuadras (perdí la cuenta estaba muy cansada y de paso sufro de asma), uno de los amigos sugirió ir por un atajo el cual llamó “Narnia”, yo no tenía idea de tal famoso lugar, solo seguí caminando pues quería llegar rápido y descansar; ya faltando poco todos empezaron a agarrar algún objeto que los defendiera, uno cogió dos piedras, otro un palo, y mi chico agarró un cable. Fue ahí cuando empecé a tener noción de que “Narnia” no era un lugar seguro. Yo en vez de buscar algo con que golpear empecé a esconder ciertas cosas de valor, tuve que esconder 30 dólares, la tarjeta del banco y las llaves de mi casa, ya cuando cerraba la cartera, habíamos llegado a “Narnia”, se trataba de un camino en el bosque que me parecía muy extraño que esté en medio de la ciudad (Urdesa norte, avenida cuarta y las lomas). Ellos caminaron dentro de aquel camino sin luz, veía como poco a poco desaparecían en la oscuridad, yo me detuve por un minuto observando determinadamente el lugar, pude ver que había un letrero caído y oxidado donde decía “Área protegida”, al levantar la mirada vi al chico que me gustaba diciéndome que me apurara, caminé lentamente hasta donde llegaba la luz, al observar hacia atrás supe que lo que hacía no era buena idea, muchas veces había hecho cosas arriesgadas sin pensarlo tanto, pero esta vez tenía el mal presentimiento de que algo sucedería.
Los tres chicos me decían que no tuviera miedo, que nada malo podría suceder, que ya habían pasado antes, y bla bla bla. Entonces decidí ir, pero sin dejar de mirar atrás. Mientras caminábamos se escuchaban los sonidos de la naturaleza (grillos, sapos, el viento moviendo ramas de árboles, etc), uno de los chicos mencionó que debía disfrutar ese tipo de sonidos ya que en la ciudad no los hay. Seguía algo asustada, pues estaba muy oscuro y aunque parecía un lugar totalmente aislado, podría jurar que no estábamos solos. Yo aun así iba sola atrás y no porque lo quisiera, a cada segundo volteaba a vigilar, ellos iban riendo y contando las veces que habían cruzado ese bosque, uno de los amigos menciona que la hermana del chico con el que salía había dicho que le gustaría cruzar ese camino, y el reaccionó oponiéndose totalmente, yo me le acerque y le pregunte: ¿Por qué yo si tengo que cruzar por aquí? Porque tú eres diferente me respondió. Eso me dolió, mire hacia atrás con la intención de regresar, pero supuse que el camino de llegada era más corto, así que simplemente camine hacia delante; uno de ellos comentó que a un amigo de él, exactamente por donde estábamos caminando lo habían asaltado. En ese mismo instante volví a mirar hacia atrás, pero esta vez no todo estaba en orden, había un rastrillo de 4 púas clavado en medio camino del sendero no me pareció tan aterrador, pero sabía que debía advertirlo, ellos seguían caminando como si nada hasta que les dije de manera pausada: Oigan chicos, eso no estaba ahí cuando pasamos. Ellos se rieron de mí y me dijeron que dejara la paranoia, yo empecé a caminar más rápido, pues ir muy atrás ya no me parecía tan buena idea. Seguimos caminando y mi chico toma mi mano, diciéndome: tranquila, yo jamás te traería a un lugar peligroso. Quería creerle y sentirme mejor, pero al haber oído antes que a la hermana no le permitiría cruzar el sendero, sabía que yo no estaba siendo del todo protegida como decía.
Se me hacía eterno llegar a la salida del sendero, a pesar que no había pasado más de un par de minutos, en eso escuchamos algo que se movía tras los arbustos, uno de ellos tenía una mini linterna en el llavero y alumbro para ver de qué se trataba, pues se trataba de un vagabundo que se encontraba muy drogado, al darse cuenta que lo observábamos, nos miró muy enojado y nos preguntó: ¿Qué hacen en la paradoja de la loma? Los chicos se rieron del pobre hombre, y él se nos acercó lentamente diciendo: Si fuera ustedes no caminara por la paradoja de la loma a estas horas, y mucho menos con esta joven señorita tan bonita. Sinceramente me aterraba aquel hombre, pero de algo si tenía razón, que hacíamos cruzando tan peligroso lugar, ¿jugando con el peligro quizás?, el muy drogado tipo nos pidió que no dijéramos nada sobre él, que ignoráramos su presencia y se acercó a un árbol a seguir consumiendo quien sabe qué clase de droga. 


Los chicos siguieron caminando, pero esta vez íbamos en silencio absoluto, uno de ellos avisó que iría a orinar y que lo esperáramos. Mientras ocurría la espera los chicos soltaban los objetos que habían seleccionado antes de entrar, en eso escuchamos gritos del chico que faltaba, los otros corrieron a buscarlo. Yo preferí ir por ayuda, empecé a correr por el sendero a toda velocidad, ya cuando sentía mi corazón a mil y que no podía más vi las luces de un carro que se aproximaba, decidí esperar a que se acercara más, pero detuvieron la camioneta y decidieron bajarse, se trataba de unos policías, me pareció una total coincidencia encontrarlos, así que fui corriendo hacia ellos a comentarles que algo había atacado en el bosque a uno de nosotros, ellos con cara de enojados me hicieron subir a la camioneta, conversaban de algo que seguramente no querían que escuchara, quería ver la hora en mi celular pero me di cuenta que ya estaba con la batería totalmente descargada, al subirse los 3 policías a la camioneta, empezaron a preguntarme que como así cruzábamos tan solitario lugar, mientras yo trataba de apurarlos hacia el lugar de lo ocurrido, el policía de atrás empezó a preguntarme si no cargaba drogas, yo le explicaba por qué caminábamos por ese lugar, pero ellos no me creían, empecé a preocuparme, pues creía que posiblemente creyeran que andaba en algo ilegal y me llevarían detenida, el policía que me acompañaba en el asiento de atrás tenía un arete en la oreja derecha, un bigote muy extraño, y un diente de oro, me miró e hizo un pequeño gesto de sonrisa, y fue ahí cuando empezó a bajarse la bragueta del pantalón, yo empecé lentamente a acercarme hacia la puerta e intenté abrirla, pero no funcionó, el policía empezó a correr su mano hacia mis piernas y dijo: No deberías andar por este lugar, aquí hay drogadictos, delincuentes y policías, que lo usan para hacer de las suyas. Le di un puñete en las pelotas, y mientras se quejaba del dolor, el resto de policías se reían, abrí la ventana lo más rápido posible y cuando estaba a punto de lanzarme, el policía de atrás me agarra diciendo: ¿a dónde crees que vas pequeña puta? ¡No soy ninguna puta! le grité y lo pateé en la cara, así logrando salir por la ventana, la camioneta se detuvo, yo preferí salir corriendo al bosque, solo así lograría perder su rastro, el copiloto del carro bajo con una revolver y una linterna a buscarme, yo corría hacia la dirección de la montaña, escuchaba disparos en el camino, pero poco a poco disminuía el ruido del motor de la camioneta, cuando todo llegó a total silencio, así que decidí esconderme y descansar. Desde donde estaba podía ver las luces de los edificios de la ciudad, estaba tan cerca pero tan lejos, estaba sola y con mucho miedo de lo que podría pasar en esa noche, hacía mucho frio así que acudí por acostarme atrás de unos arbustos, me dio por cerrar los ojos y no sé en qué momento me quedé dormida. Hasta que sentí que me sacudía alguien, desperté y se trataba del chico que me gustaba, estaba sudando, y con la ropa ensangrentada, yo le pregunté por los demás, y él me respondió: ¡no hay tiempo, tenemos que bajar de aquí! Me levantó y empezamos a bajar la montaña, me dolía mucho el brazo izquierdo y no entendía el porqué, sentía mi cuerpo algo dormido así que no podía correr a tanta velocidad, lo que si veía bueno era que el cielo ya empezaba a aclarase. 


Llegamos al camino, donde él empezó a gritar pidiendo ayuda a una camioneta de policías que se encontraba estacionada a un lado del camino, yo le dije que no corriera hacia allá pero fue imposible detenerlo. El carro se encontraba vació, y a pesar de que estaba con las puertas abiertas estábamos seguros de que no encontraríamos a nadie cerca, yo quería saber que rayos había ocurrido, pero el miedo nos mantenía en silencio a ambos, caminando hacia la salida del sendero que apenas ya se lograba ver, el sol salió y los pájaros empezaron a cantar. Era una sinfonía de esperanza, de que aquella noche tan horrible ya había terminado, hasta que una vez más escuché el sonido de un balazo, esta vez fue acompañado por el grito de mi acompañante, cayó instantáneamente al suelo, empecé a entrar en desesperación nunca antes había visto algo similar y jamás querría volver a ver como lentamente moría alguien ante mis ojos, apenas pude oír que susurraba la palabra: ¡Huye! Miré la salida del sendero, y empecé a correr, las lágrimas rodaban por mi rostro, solo quería que esa pesadilla terminará, cada vez la salida estaba más cerca, y el sol alumbraba mucho más, hasta que llegué a la salida del sendero, justamente había una pequeña estación de policías (UPC), me parecía muy arriesgado entrar ahí después de todo lo sucedido, pero como tenía la ropa salpicada de sangre las personas me huían, y no pasaba ningún taxi por el sector. No podía caminar muy lejos, así que decidí entrar allí. En la oficina de espera donde me brindaron galletas y yogurt, algunos policías escuchaban mi anécdota de la noche, mientras esperábamos que llegara el Superintendente que se encargaría de tomar justicia en el asunto, es ahí cuando escuché los pasos de zapatos con tierra acercándose a la oficina, todos los policías hicieron su respectiva formación al entrar aquel importante sujeto, cuando se voltea a mirarme me di cuenta que era él, con su cara golpeada, se había rasurado el extraño bigote, haciendo el mismo pequeño gesto de sonrisa mostrando ese asqueroso diente de oro.




miércoles, 7 de agosto de 2013

Mi anagnórisis

Es hora de que se sepa que en mis defectos está el ser perfeccionista, totalmente sincera y comunicativa, soy analítica, impaciente, algo desordenada pero aun así soy una persona previsora, soy de mente abierta, me considero algo curiosa y arriesgada; tocando otros temas soy alérgica a los mariscos menos el pescado, también tengo que decir que al principio soy introvertida y al agarrar confianza soy extrovertida, me gusta leer mucho, no estaría de más resaltar que me apasiona la música, no me gusta el alcohol, y soy alérgica al tabaco, disfruto del tiempo conmigo misma y también con mis amigos, no me gustan las discotecas prefiero las bandas en vivo; me encanta la comida italiana y se me hace fácil prepararla, me gusta el fútbol (pero jugarlo, no verlo), disfruto de los deportes extremos (bucear, 4x4, etc.), de los videojuegos como también juegos de mesa.

Me gusta cantar, lo he hecho desde bebé (ni hablaba bien), no disfruto de el modelaje (peor el de pasarela), me gusta escribir y no siempre me baso en mí, me gusta tocar temas que veo a mi al rededor (me gusta que se identifique el lector), me gusta la fotografía sé su historia y su técnica pero no lo considero mi profesión (la marca de agua en mis fotos son para evitar plagio), mi futura profesión es Licenciatura en comunicación escénica, que me está formando en actuación, dirección, producción y gestión de proyectos con un alto contenido de creatividad. Es una carrera que disfruto mucho, y la cual elegí en vez de ir al conservatorio de Santa Cecilia por 8 años (a veces no sé si elegí lo correcto, pero no me arrepiento). Me gusta aprender y disfruto hacerlo diariamente, me gusta vivir y sentir que vivo al máximo exponente. Esto que he escrito no lo es todo, es un intro o talvez un coro, es algo que he querido compartir, es mi anagnórisis déjalo así.




sábado, 20 de julio de 2013

Maldigo...

Bendita la noche en que te conocí
Maldita la madrugada en que te perdí
Malditas las lágrimas que derrame por ti
Malditas lágrimas llenas de dolor
Primeras lágrimas que ardían mis ojos
Y mi corazón.

Lágrimas que arden,
Lágrimas llenas de dolor,
Lágrimas salen,
De mí dolido corazón.

Malditos tus insultos
Tú falta de respeto
Tú falta de amor
Hacia a ti, y hacia a mí.

“Ella es todo”
“Ella es nada”
Te lo dice alguien frívolo,
Pero no en la cara.

Maldita tu mirada llena de odio
De maldad, de venganza,
Llena de heridas que no cause
Pero  las tengo que sostener.

Maldito tu aroma que quedo impregnado en mi piel,
¡Maldita sea el día que tocaste mi ser!
Malditos tus labios con sabor a miel,
Maldito todo de ti que me llevo hasta aquí.

Maldito el día que te perdoné
Por creer en ti,
Maldito sea el día que creí
Que no sería así.


Maldigo…



martes, 7 de mayo de 2013

Noches abstractas

En una de mis madrugadas solitarias
Esta marcó la diferencia
Tu ausencia dejó noches abstractas
Pero ésta apenas empieza.

En mis solitarias madrugadas
Converso con mi almohada
La ansiedad me ataca
Pero no me mata.

A veces quisiera tener un amigo imaginario
Para que me escuche sin criticarme a diario
Que sea honesto y no oculte nada
¡Lástima que tenga que ser imaginario!
¡Lástima que no sea ordinario!

¿A qué le llamamos normal?
¡Cada lágrima me hace más fuerte!,
¡Cada esencia es un recuerdo!,
¡Cada beso es un veneno!

Creo que me volví a enamorar
Ese no era el trato,
No, si a mi corazón le iba afectar
O bueno mente, porque el corazón no siente
Es solo un órgano, un esclavo de la mente.

¿Que está sucediendo?
Esa luz blanca atraviesa mi ventana
¿Estoy perdiendo la visión?
Así jamás podría sentir la diferencia de dormir a partir de hoy.

Tengo hambre
La refrigeradora está vacía
Beberé más leche
Le pondré vitaminas
Muchas vitaminas
Nadie muere de intoxicación de vitaminas
Pero veo más posible mi muerte con penicilina
Por eso disfruto de la metanfetamina.

¿Humo?
¿De dónde sale tanto humo?
Creo que mi corazón se está quemando
Mis lágrimas no apagan el fuego
¿Por qué no estás?
¡No te encuentro!

Tu frialdad me congela
No quiero hielo de tu parte
Cierra la nevera
Solo quiero que me ames.

¿Y la luz?
¿A dónde se habrá ido?
A buena hora ya es tarde
Iré por un poco de leche
Pero con vitaminas.
Las vitaminas me recuerdan a mi infancia
Y también a la vejez,
No quiero tener manchas
Ni arrugada la piel.

Mejor me tapo con la sabana
Que hace frio
Las llamas de mi corazón se han ido
Mejor intento dormir
Que el gallo está a punto de hacer ‘kikirikí’.

Cierro los ojos
¿Dónde me encuentro?
Drogada en la calle paseo
Me hormiguea todo el cuerpo
¿Y si me llegan asesinar?
¿Quién reconocerá mi cuerpo?

Abro los ojos
Dormir es imposible
En estas madrugadas solitarias
Escucho voces por las noches,
que no hablan conmigo
Hablan de mí
De mis noches abstractas
Que he pasado sin dormir.



lunes, 8 de abril de 2013

Imagina una vida


Imagina una vida sin colores, imagina lo aburrido y monótono que sería; todo absolutamente todo a escala de grises. Por más maravilloso y complejo que sea el paisaje, se elimina cada color, que va siendo reemplazado por blanco y negro.
Imagina una vida sin música, que solo exista una melodía, de 3 notas y 4 tiempos; la única que podríamos escuchar una y otra vez,  ya que los sonidos serían escasos.
Imagina una vida sin sentimientos, ni alegrías ni tristezas, ni amor ni desamor, simplemente existir, sin un propósito alguno, solo existir.
Imagina una vida sin variedad de razas, si no que todos seamos exactamente iguales, y pensemos de manera similar.

Imagina...

Seguramente no te ha gustado imaginarlo, 
seguramente no ha sido la mejor lectura, 
seguramente te quejas de la vida, 
seguramente no aprecias lo que te rodea, 
seguramente ignoras la ciencia o la religión, 
seguramente ignoras a tu familia, 
seguramente críticas al que es diferente, 
seguramente ignoras tu país, 
seguramente ignoras a la naturaleza que poco a poco se consume, 
seguramente ignoras cada detalle de la vida sin darte cuenta lo perfectos que somos.

Dejemos de imaginar y volvamos a la vida real, pero esta vez empieza a valorar.



miércoles, 3 de abril de 2013

Mirandolina *Guayaca*


*Antes de leer la obra me gustaría informar que escogí un personaje de Carlo Goldoni, para realizar una adaptación de cómo trasladar una obra de 1752 a una realidad de la actualidad que sucede en la ciudad de Guayaquil, a través de un monólogo.*

De día.
En la mini sala de la suite del hotel de Mirandolina. Escenografía: Sofá, Mesita, cuadro, Flores, y regalos.
Maquillaje: sombra café en los ojos, no muy fuerte el color de los labios, y cabello suelto.
Vestuario: sandalias altas de color café, una licra y una camisa café.
Accesorios: Bincha de cabello, celular, cartera, y joyas.


(Cierra la puerta entra a la escena con la cartera, una caja y un ramo de flores, abre la cortina y empieza hablar)

Mirandolina: Uy, con lo que me dijo este man… quien diría, el gran tenista Nicolas Lapentti es capaz de casarse conmigo! Lástima que tiene un pequeñísimo problema, Yo no lo querría.

(Se sienta y deja la cartera en la mesita, observa los regalos y suspira) Cuantos Hombres llegan a este Hotel y se enamoran de mí, todos hechos los perros tratando de conquistarme,  con excepción de este tal Daniel Noboa, tirado a salvaje como un oso, tratándome de una manera tan inaceptable. Es el primer huésped que llega aquí y no se babea por mí.

No pretendo que todos se enamoren de mi, pero.. venir a tratarme de esa manera me enfurece, ¿acaso le tiene odio a las mujeres? ¿Que no tiene madre o hermana? Ja, Pobre idiota, No ha encontrado todavía a una mujer que sepa dominarlo. Pero la encontrará, y aprenderá la lección, es más.. Empiezo a creer que ya la encontró. A esos hombres que son tirados a muy alzados, ¡A esos son los que me gustan domesticar! Porque los que están ahí, ahí y ahí jodiendo (moviendo la mano en puño), de esos me aburro rápido.

(Observa la cajita de regalo que llevaba en la mano) El dinero no es lo que quiero, ni me interesa en lo absoluto. Todo lo que realmente busco es ser admirada y adorada. ¡Esa es mi debilidad! Y de la mayoría de mujeres. En casarme ni pienso, aun falta mucho para eso, estoy muy joven y la soltería me viene bien, puedo disfrutar de mi libertad saliendo y haciendo lo que me da la gana, sin rendirle cuentas a nadie. A todos los hago bobos pero yo, no me enamoro de nadie. Es hora de sacar la cara por las mujeres y eliminar a todos esos patanes que son enemigos de nosotras, si no lo hago yo, nadie más lo hará.

Veamos que tenemos por aquí (Abre un regalo de Nicolás, se impresiona de ver el valor del regalo, más le sale una sonrisa burlona y dice) ¿Que cree que con su dinero puede enamorarme? Que ingenuo que es. (deja el anillo sobre la mesa) si supiera que mi propósito ahora es enamorar a Daniel y no pienso cambiar el placer de cumplir mi plan por un par de joyas. (se arregla el cabello con una bincha) Podría decirle a una amiga mía que se encargue de distraer a Nicolás. Solo así me dejará tranquila y podre estar tiempo completo para dedicarme a Daniel. Eso sí, esta jodido el tipo, quien puede resistirse a una mujer que le dedique tiempo completo, que le pase dando la razón y complaciéndolo en todo?.. NADIE!

Ya sé a que amiga pedirle ese favor (Busca en su cartera su celular, le escribe a su amiga para que distraiga a Daniel, deja el celular sobre la mesa diciendo) Ojalá lea rápido el mensaje esa pelada (se coloca en una posición cómoda en la silla)

Pero después de todo este juego, ya cuando Daniel este en la palma de mi mano y sea capaz de cualquier estupidez por mi, que su amor sea publicado hasta en la prensa rosa, y después dejarlo tirado como perro faldero, para que todo el país se enteré que tuvo su merecido.

(Vuelve abrir su cartera, busca un brillo labial, se lo pone)  después de todo puedo estar quedando como la mala y mi reputación podría arruinarse, necesitaría tener un hombre de respaldo, alguien que me sea verdaderamente útil.

(Busca unas gafas en su cartera y no las encuentra) chuta donde habré dejado esas gafas, que tontera, justo cuando quiero salir no encuentro mis malditas gafas, después me coge el trafico terrible y con este sol de mierda es imposible salir sin gafas. Tendré que llamar a Pancho para que me preste unas de él, seguramente vendrá volando a dejármelas, siempre tan servicial el muchacho, se acaba de graduar en la mejor escuela de gestión hotelera en Suiza, anda tirado a pelucón pero es muy humilde, eso es bueno, resulta conveniente de cierto punto. 

(Coge el celular y mientras marca el número de Pancho dice:) Aish, aun no me acostumbro a esto de ponerle el 9 a todos los contactos.(Contesta Pancho) Aló? Panchito, amigo querido, hazme un please! Préstame unas gafas…. no seas malito, es que estoy de salida y necesito unas de urgencia, pero procura que no sean nada varoniles, escoge la mas gay que tengas, recuerda que es para mí, chuta pero no te demores, en 5 espero que estés abajo.. Repito, en 5..Chao! (Se despide de manera cortante y burlona)

Solo me sirve mi buen panita fiel Francisco. Él pone las manos al fuego por mí sin duda alguna, debería darle chance de estar conmigo, eso ayudaría a mantener mi reputación intacta después de todo, pero no sería algo serio, porque yo no lo amo…

(Observa las joyas de la mesa y coge un anillo) pero.. Si me caso con el, tendría a mi bobo útil a mi disposición, que de paso me ayudaría en el hotel, y no me perjudicaría en mi libertad en lo más mínimo pues es un tipo manejable. Ya casada será más fácil ahuyentar al resto de pretendientes.. (se detiene a pensar) 

¡No más regalos! (tira las joyas de la mesa) que se jodan, que recuerden  todo lo que les hice para que reflexionen, y mas les vale que hallan aprendido y no caigan en las redes de otra sabida como yo. (Simular que le avisa un empleado que Pancho esta abajo esperándola) ¿ya esta abajo? ¿Tan rápido?, (mientras coge su cartera y se levanta del sofá, se acomoda la ropa y dice:) Así me gusta Después de todo Pancho, será mi marido!         

*FIN*




Selaginela


Cuarto mitad mujer, mitad niña. Un escritorio lleno de libros, una cama, libros, cuadernos, espejo, etc.
Ofelia es una adolescente, viste con uniforme de colegio su color base es el verde, esta algo desaliñada.

OFELIA: (Gritando) Ya no soy una niñita para que me trates así... ¡no soy irresponsable! ¡Mamá!
 (Golpea la puerta con fuerza) ¡Mamá…! 

(Entre dientes, chilla insultos que no se entienden del todo, se detiene, vuelve a la puerta y ahora finge estar serena) Mamita, ¿me oyes?, no has entendido que con esa calificación no me quedo, con el promedio tengo seis con cincuenta y paso… ¿si me oyes?... No tengo porque estar encerrada estudiando, hoy es domingo… ¿Mami?... Martha y Graciela me invitaron al cine, ellas me pagan, no puedo dejarlas plantadas… ¡Mamá! 

(Gritando pierde la compostura) ¡Mamáaa! (No obtiene respuesta) (Le da un pequeño ataque de histeria) (Se recompone) (Se lanza a la cama, empieza a sollozar, se levanta coge un libro) Algebra… (Lo tira al piso, lo pisotea, lo patea, luego lo toma y lo deja sobre el escritorio) (Se recompone) Después de todo estaré conmigo misma… 

(Camina hacia el espejo, se observa, mira su frente, se exprime un barrito) Esa crema no sirve para nada… ni el jabón… nada… cutis de colegiala (La espinilla sangra) ¡Ay, ay, ayayay! Uggg, ¡Sangre! (Se limpia) Una señora murió así, desangrada por un granito, hinchada. (Infla los cachetes)… El alcohol…

(Va a la puerta, intenta abrir, sigue cerrada) ¡Encerrada!, que me encuentren muerta desangrada. (Se tiende en la cama, actuando patéticamente) Desfigurada, su belleza perdida, sus manos colgando… Entonces el llego en puntillas, ahogado en lágrimas. Su camisa abierta, dejaba ver su pecho agitado, miro a la dulce Ofelia desfigurada, su mejor alumna de botánica. Su amor estalló y gritó: ¡Muerta, muerta!, entonces la besó suavemente. 

(Se levanta bruscamente y corre al espejo) No, no, no ¿Dónde está el alcohol? (Busca) , por lo menos perfume (encuentra un frasco de perfume usado, se pone en el sitio y le arde un poquito, mirándose en el espejo, empieza a ponerse en todo el cuerpo y va transformando la acción como si lo hiciera una modelo sofisticada; se contempla, posa, empieza una danza provocativa y sensual con una música, canta y baila una coreografía, se quita algunas prendas y finaliza con una imagen de gran show)(Se tiende sobre la cama, busca su cigarrillo electrónico, y le pega unas fumadas de manera elegante) Ahora ya sabes quién soy.. Tómame o déjame. 

(Se observa por un momento, se rompe la fantasía y corre a buscar su diario; va hacia la puerta se cerciora que no está siendo observada por la cerradura y la ventana; escribe y lee en voz alta) Querido diario: ayer con su voz hermosa, mirándome con sus ojos verdes de gato, me pregunto ¿Qué tal Ofelia? Y sin querer puso su mano sobre tu caratula diario mío. (Cierra el diario, lo abraza, lo besa y va al espejo)

¿Le gustaré un poquito?, me dijo “muy bien Ofelia te felicito por su exposición de botánica”, había algo especial en su voz (Imita dar la lección) Las talofitas se dividen en hongos, algas, líquenes y bacterias: los hongos pueden parasitar sobre los vegetales, animales y el hombre (Furiosa) Y allí el estúpido de Juan dijo: (remedando) Ella tiene la nariz parasitada de hongos (Enojada) Todos se rieron, pero bien  hecho que te botó de la clase por majadero. 

(Corre a un cuaderno y saca una foto de Juan, le insulta) ¡Bruto, bestia! Ojalá te quedes de año… estas picado porque no te acepte como enamorado y el profesor Alfredo me admira… si se diera cuenta (deja la foto, corre al espejo y se mira la nariz, coge la pomada y se pone en la nariz) Si al menos el profe me diera la mano. 

(Va hasta la cama algo decaída y coge el libro de ciencias naturales y lee) “Las selaginelas, vulgarmente llamadas doradillas o flor de peña, son pequeñas, herbáceas que crecen entre las piedras de los montes. Resisten en tiempos de sequía…” 

(Detiene la lectura y piensa) ¿Algún día me dará un beso?... (Continúa leyendo) “En la estación seca con los rayos del sol, adquieren un tinte dorado, de ahí el nombre que llevan, por el contrario en la estación lluviosa toman el aspecto de un helecho pequeño y verde” (Ella mira su vestido sin querer ante el espejo; continua leyendo) “En la época de reproducción en la parte superior de sus frondas aparecen pequeños puntitos rojos que anuncian que pronto empezará su florecimiento”… 

(Se queda mirando fijo en el espejo, suelta el libro, se cubre la cara con la mano y corre al sitio donde dejó la foto de Juan, la toma y le habla) Juan bruto (saca las tijeras y las clava con fuerza, lo picotea, luego contempla la foto y se ríe) ¿porque eres tan grosero? El profe no te soporta por malcriado… pero también tienes cosas buenas, cuando me peleé con María y la insulté, ella me iba a acusar con la inspectora pero tú lo impediste. Uy, qué diría el profe si se enterara que le dije a María así (dice “puta” en mímica varias veces, se ríe avergonzada; empieza a soñar despierta) Cuando termine el año, me acercaré al profe y le diré (Extendiendo la mano) Hasta pronto Alfredo, gracias… Se pondrá colorado y me dará la mano, a lo mejor me dará un beso… (Ahora mira la foto de Juan)… Estás celoso… nunca saldré contigo… mmm… pobrecito como te dejé. 

(Bruscamente va a la puerta y grita) ¡Mamá! Ya ábreme, ya me sé la lección, mira que las chicas me esperan para ir al cine… Escucha ya me sé la lección: “Las selaginelas, vulgarmente llamadas doradillas o flor de peña, son pequeñas, herbáceas que crecen entre las piedras de los montes. Resisten en tiempos de sequía…En la estación seca con los rayos del sol, adquieren un tinte dorado… (Habla para ella) Pobrecito Juan se quedará plantado en el cine y seguro que me llevaba esos chocolates que me gustan… (Grita) ¡Mami!, ¿me estas oyendo? (continua) de ahí el nombre que llevan, por el contrario en la estación lluviosa toman el aspecto de un helecho pequeño y verde” (Poco a poco va disminuyendo la voz, toma el libro y se pone a leer)… “En la época de reproducción en la parte superior de sus frondas aparecen pequeños puntitos rojos que anuncian que pronto empezará su florecimiento”.

TELÓN



domingo, 31 de marzo de 2013

Y ella se fue

Eligió caminar sola 
Aunque otros le preguntaban por qué
Rechazó mirar hacia atrás
Sus ojos los mantuvo en alto
Hacia el cielo.

No tenía compañeros
Ninguna necesidad de cosas terrenales.
Solamente deseaba libertad
De lo que sentía eran pasos de marioneta.

Deseó ser un pájaro.
Que pudiera volar lejos.
Deseó ser una llama,
que bailara brillantemente sola.

Sentía celos del vapor
que hace del aire su único hogar
Algunos dicen que ella deseaba algo difícil
Dicen que ella deseaba algo lejano

Pero despertamos un día del otoño
Para descubrir que se fue
Los árboles, dijeron ser testigos
El cielo rechazo hablar

Pero alguien que si la había visto
dijo que la historia fue bien jugada
Ella separó los brazos de par en par.
Respiro en la apertura del amanecer.
dejo caer todo lo que sostuvo…

Y entonces se fue...



Rosaura’s Diary


Once upon a time in an old town in Netherlands, were Rosaura lived. A pretty girl that had a hard life. When she was born, her mom started to have mental problems, for her trauma for her husband death. With the absence of her dad, Rosaura grew up with her crazy mom.
Rosaura’s mom tried to commit suicide every Sunday, but couldn’t a performed it, because she started to have a romance with her lumber, called Victor. He looked well, get balance inculcating love in that house, was responsible with them, and he adore Rosaura, but for this reason he overprotected her. Didn’t like that she had friends, he prefer that she stayed in home with her mom.
One Sunday morning, in her 14th Birthday; her mom died, she was hang in the big tree near the house. Rosaura didn’t affect her death, because she was aware that later or morning this happened.



Rosaura didn’t have relative, also Victor offered take care her.
She had safe a precious diary of her dad. She started writing in her diary every day, where she wrote about her hard life, for needed and wanted her real father, had friends, had a normal life, without Victor, because he overprotected in excess. In that diary she draws of the image for saw her mom death, was a trauma for her.
For her 15th Birthday; Victor gave a cat. For Rosaura was an incredible gift. She loved her cat, because was her only friend. After week, Rosaura tried to take a shower to her pet, but the cat scratched her face. That day, Victor was very angry, that killed the cat with ax.
Rosaura started to felt fear for lived with Victor. She started to know a lot about him obsession with her, and started to take care in the house. She was scaring in the moments when he was angry.
She didn’t have friends; she preferred stay alone all the time, but her secret was that felt in love with her neighborhood, that she wrote love cards.


One afternoon when Rosaura returned to the school, had the surprised that Victor had the diary in yours hands, and he read everything.
He was so angry, sad and zealous; but he can’t control him angry, that impulse for took a hammer and said that she didn’t deserve to die, for having bad thoughts about him.
Rosaura ran around the house looking for a place to hide to save her live; but Victor got out of the house with a gun looking for her. She climbed the big tree when her mom died, but pitiful he found her, and said: “I love you” while he shot her in the heart.
Rosaura died instantaneously, and Victor took her body like a doll; he gave her showers, dressed, and took care about her body like she was live.





Two years after, the neighborhoods said to FBI about Rosaura’s body, they found out what was happening for Rosaura’s Diary that she had left hanging in that big tree close to her house, that is why I’m letting you know, because people said that Victor escape of the jail. Nobody knows where he is, but it is said that he is out looking for his new adored Rosaura.



The End






jueves, 28 de marzo de 2013

¿Y si nada es suficiente?


Y si nada es suficiente
Porque el ayer es diferente
Y la luna es pertinente
Cuando va salir el sol

Y si nada es suficiente
Porque no hay felicidad
Ya que no se cosechó
Los frutos del amor.

Y si nada es suficiente
Porque todo es demasiado
Porque poco no ha sobrado
De lo mucho que carezco.

Y si nada es suficiente
Día a día va aumentando
El vació obtenido
De la soledad desde un principio.

¿Y si nada es suficiente?

Y si nada… es suficiente.
Progresamos día a día
Buscando la alegría
Para que nada ya sea suficiente.



jueves, 21 de marzo de 2013

Las luciérnagas grises


Esta noche debo confesar la verdad,
las luciérnagas grises me acaban de ayudar;
me he dado cuenta gracias a ellas
que pienso en ti junto a las estrellas.

... las luciérnagas grises son testigo
el viento les comenta todo,
la luna observa pero se mantiene callada,
la lluvia se esconde para no decir nada..
¿Por qué tanto silencio?
siéntate y escribe,
que la inspiración rebosa,
siéntate en el pabellón de luciérnagas grises..
que son testigo de esta historia.