lunes, 25 de noviembre de 2013

Carta a mis padres

Queridos papá y mamá

Tengo tanto que escribir y poco que decir. Empezaré agradeciéndoles los sacrificios que han hecho por mí; traerme al mundo sin haber sido planeada seguramente no fue cosa fácil, tantos obstáculos que ocurrieron en aquella época pero de alguna manera los han sabido manejar con el paso del tiempo. En fin, no escribo con la finalidad de hablar de ustedes, porque cada uno sabe lo vivido y lo que ha hecho por mí, eso hace que esté muy agradecida. Por ende siento una gran deuda que debería pagarles (en muchos aspectos), pero cada día siento que esa deuda crece y es hora de pararla. 

Perdónenme por no ser una hija normal, estoy llena de defectos y virtudes como todo ser humano, una hija sin sueños de ser madre de familia, doctora, abogada o bióloga (me hubiera gustado poder hacerte feliz papá)... pero nací artista, y es algo por lo cual debo disculparme. Sé que no es lo que todo padre quisiera para su hija, que muchas veces piensan que es un mundo peligroso, donde no siempre se gana dinero. Hay muchos artistas que ni siquiera viven de eso, solo es su vocación y necesitan otro trabajo para subsistir y son artistas en ratos libres, existe el otro lado de la moneda, artistas que viven de eso pero son trabajadores a tiempo completo del espectáculo y no se acercan al glamour de las estrellas, la fama y menos la fortuna pero son felices porque hacen lo que les gusta. En este mundo mucha gente te critica porque no conoce o no entiende lo que haces. Otro de los sacrificios es el tiempo, no se ve casi a la familia. Salir adelante con mis sueños es muy caro (y no solo monetariamente) pero es lo que amo hacer, así que es hora de empezar a sacrificar ciertas cosas. Ya estando en medio del camino de mi carrera universitaria me doy cuenta que he sido muy egoísta, y no puedo hacerles más daño a ustedes y a mí. Cada uno ha seguido su camino, y es hora de seguir el mío sin molestarlos, ¿Cómo? Creo que ya es hora de ahorrar su dinero y que empiecen a usarlo para cosas suyas. No me veo sentada en un escritorio siendo parte de un gran sistema, no tengo los recursos necesarios ni quiero usar los suyos para armar mi propio sistema . Por ende creo que es hora de dejar la Universidad, y empezar a trabajar. Para reunir dinero y salir de este país, en busca de mí verdadero destino ya que no encajo aquí. Lo que menos quiero es preocuparlos, tengo sus genes y pueden saber con certeza que puedo hacer grandes cosas, que es lo que he ido construyendo todo este tiempo. Es hora de aplicar la supervivencia y seguir adelante, tengo tantas ideas en mi cabeza que no me dejan dormir desde niña, necesito tiempo para clasificarlas y poder dedicarme a crear, soy muy exigente conmigo misma y aun no sé si eso sea un defecto o una virtud. Espero que logren entenderlo y que no me quieran asesinar, pues me he quedado en la materia de “Publicidad”, y es una de las principales razones por la cual he decidido cambiar de camino.


Sé que no soy una persona afectiva pero la verdad es que los amo mucho.
Atentamente: Su hija con trastorno bipolar.